Make your own free website on Tripod.com

¿Qué es la Radioafición?

Home
APRS en Mérida
Que es la Radioafición
Quienes somos?
Contáctanos
Documentos Útiles
Interfase PSK31
Beacons

telegrafista.jpg

 Es muy probable que usted haya oído hablar de las radiocomunicaciones de aficionado, especialmente de la Banda Civil, pero no sepa exactamente lo que es la Radioafición. Trataremos de explicarle brevemente lo que es un radioaficionado.

 

El servicio de radioaficionados es “un servicio de radiocomunicación que tiene por objeto la instrucción individual, la intercomunicación y los estudios técnicos realizados por personas debidamente autorizadas para el uso de las radiofrecuencias, que se interesan en estas actividades por motivos personales, sin fines de lucro y con vocación de servicio a la sociedad”

En esta actividad existen cuatro intereses principales que ya se han convertido en tradición entre los radioaficionados. Su participación en una o en todas ellas les provee de múltiples satisfacciones y les invita a crecer en el pasatiempo.

 

 

(1)    INTERÉS EN EL ENVÍO Y RECEPCIÓN DE MENSAJES DE RADIO.

LA AYUDA EN SITUACIONES DE EMERGENCIA.

 

 

La transmisión de mensajes usando las ondas de radio fue el motivo primordial de la actividad de los radioaficionados a principios del siglo pasado. La fundación de la "Liga Americana de Radio" conocida como "ARRL" en los Estados Unidos de América, trajo la organización de los aficionados y fue seguida por la aparición de asociaciones semejantes en otros países. Los aficionados así representados se unieron en la Unión Internacional de Radioaficionados ( IARU) que es la organización de las Naciones Unidas que regula la actividad y los representa en las conferencias internacionales de la ITU.

Al comienzo de los años 1900, el arte de la radiocomunicación estaba en pañales. Era posible transmitir mensajes solamente a cortas distancias. Los radioaficionados organizaron lo que llamaban "redes de trafico" para enviar los mensajes que debían llegar a lugares lejanos mediante el relevo de varias estaciones localizadas en el camino necesario. Gracias a las redes de tráfico los mensajes llegaban de costa a costa de los Estados Unidos en unas pocas horas, en vez de tardar semanas, y sin costo alguno, ya que los radioaficionados lo hacían de forma voluntaria. Este sistema aun existe en todo el mundo aunque pocas personas lo conocen debido a las facilidades que ofrecen el correo, el teléfono y la Internet.

Estos servicios comerciales son convenientes y bastante confiables. Las redes de radioaficionados sin embargo, en infinidad de ocasiones, especialmente durante emergencias y desastres, tienen que hacerse cargo de las comunicaciones. Cuando las comunicaciones comerciales están fuera, la radioafición se hace cargo de este vital servicio. Hoy día muchos radioaficionados están activos sirviendo a organizaciones de emergencia en todo el mundo en casos de desastres naturales o emergencias civiles.

La mayor parte de las comunicaciones de "día a día" entre radioaficionados no son de naturaleza seria como son las de emergencia y desastres. El manejo de tráfico rutinario es la forma de ocupar algún tiempo en la radio. Algunos instalan equipos repetidores en áreas estratégicas con el propósito de extender el alcance de las comunicaciones a sitios remotos usando pequeños radios portátiles de poca potencia. . Los radioaficionados aprenden a operar en ambientes de tensión y lugares inhóspitos durante emergencias, a pasar un buen rato comunicando con amigos y parientes en lugares lejanos y a "cazar" estaciones raras que operan desde lugares lejanos durante expediciones y concursos.

 

 

 (2) (DX) EL INTERÉS EN COMUNICACIONES A

       LARGA DISTANCIA.

 

Desde la invención de las comunicaciones por radio por Guillermo Marconi en el 1894, Los Radioaficionados siempre han buscado la forma de llegar más lejos en sus contactos con otras estaciones. El mismo Marconi estableció varios récords durante los primeros días de la radio, tratando de mejorar el alcance de las transmisiones y la recepción de señales por sus equipos.

Hoy los radioaficionados usan las frecuencias altas (HF) para comunicar con estaciones alrededor del mundo. En ocasiones usan las frecuencias muy altas y ultra-altas (VHF y UHF) para establecer contactos con otras estaciones mediante rebotes en la luna o a través de satélites que ellos mismos construyen.

   "DX" es la abreviatura de "distancia" y se ha usado por los telegrafistas por más de un siglo. Un "DXista" es un radioaficionado que intenta contactos con estaciones localizadas a grandes distancias, muchas veces en lugares exóticos. Los DXistas al igual que muchos otros radioaficionados usan el código Morse para comunicar. Lo hacen porque este modo usa poco espacio en el espectro y es capaz de llegar muy lejos con poca potencia en comparación con otros modos de transmisión.

En años recientes los avances tecnológicos han permitido  mejorar los equipos y se logran comunicaciones por voz o mediante la transmisión de datos a lugares tan lejanos y difíciles como se logra con la telegrafía. Por tal motivo existe la tendencia a sustituir a la telegrafía por los nuevos modos de transmisión, sin embargo el telégrafo sigue siendo utilizado porque además de su penetración tiene la ventaja de ser barato y ser entendido por gentes de todo el mundo, aun cuando no hablen el mismo idioma.

 

 Los DXistas se conocen porque ponen un esfuerzo extra para mejorar la oportunidad de "trabajar" las estaciones difíciles.

Para el DXista, la naturaleza o el contenido de los comunicados no es lo importante, lo que les interesa es la habilidad de sostener comunicaciones en ambos sentidos. Muchos de los contactos se logran con extrema dificultad o en condiciones adversas que retan la habilidad del radioaficionado hasta los extremos. Puede que sea una estación en una expedición en un pequeño islote en el Pacífico o en el Océano Indico. O tal vez un contacto por medio de rebote de las señales de radio en la Luna.

 

Los DXistas gustan también de coleccionar tarjetas de confirmación (QSLs) de otros radioaficionados. Estas tarjetas son un medio para confirmar por escrito los contactos con otras estaciones de radioaficionados. Pídale a un DXista que le muestre sus QSLs y seguramente se asombrará al ver tarjetas de todo el mundo, de islas exóticas, regiones en el ártico o el antártico y muchos lugares de los que usted nunca ha oído hablar o tal vez quisiera visitar algún día.

 

 

(3) LOS CONCURSOS.

 

 Competir es una actividad innata en los humanos, y también una condición indispensable de las actividades deportivas. Siempre tratamos de realizar una actividad competitiva para mejorar nuestra propia actuación al competir con otros individuos semejantes.

Por los concursos, la radioafición se considera como un deporte.

Los radioaficionados compiten entre si de múltiples formas. Hay concursos locales e internacionales en los que el aficionado trata de contactar por radio con el mayor número de estaciones de otros países, o de otras regiones, con baja potencia o con equipos improvisados; desde su estación personal o desde el campo, donde no cuenta con todos los elementos para facilitar el contacto, haciendo uso de su ingenio para lograrlo.

Los triunfadores de los concursos obtienen valiosos trofeos que los distinguen y califican sus habilidades y destrezas en el manejo del espectro de radio.

 

 

 (4) EL INTERÉS EN… ¿CÓMO? y ¿POR QUÉ?

 

Los primeros radioaficionados tuvieron que fabricar sus equipos probablemente utilizando piezas y componentes que obtenían poco a poco según se lo permitía su presupuesto. Hoy usted puede comprar equipos en tiendas especializadas, aunque todavía hay radioaficionados que se deleitan fabricando aparatos, escribiendo programas para computadoras, modificando radios y diseñando y fabricando antenas, en otras palabras, "experimentando". De allí el nombre de “Radio experimentadores”.

El Servicio de Radioaficionados, es de hecho, el único servicio de comunicaciones donde se le permite a los operadores con licencia: fabricar, modificar y experimentar con sus equipos.

Un área donde los radioaficionados se destacan, es el diseño y construcción de antenas. Prácticamente en cada revista técnica que se publica hay una variedad de artículos dedicados a nuevas antenas diseñadas por radioaficionados. El radioaficionado experimentador es un constructor que le encanta la radio y goza haciendo que las cosas funcionen, disfruta el reto y el éxito de diseñar y hacer trabajar a los equipos.

 

 

 

 

 UN “HOBBY” PARA TODOS

 

Como puede ver, el Servicio de Radioaficionados envuelve una amplia gama de intereses y actividades. Las arriba descritas son solo algunas áreas de interés o tradiciones, que  representan la herencia de la Radioafición de muchos años.

 Las nuevas tecnologías han hecho posible infinidad de nuevos modos para comunicarse. Entre ellos las comunicaciones digitales mediante computadoras, la televisión y la transmisión de imágenes a larga distancia, son algunos de los nuevos horizontes de la radio-afición.

El Servicio de Radioaficionados es el portal hacía un excitante nuevo mundo. Es un pasatiempo que le durará toda la vida y seguramente usted continuará encontrando nuevos y extraños horizontes donde ocupar su tiempo libre. No requiere grandes inversiones de dinero. Hay suficiente espacio para satisfacer todos los gustos y variedad de actividades interesantes. Esperamos que pronto se encontrará explorando el extraño mundo de las comunicaciones.

Para obtener una licencia para transmitir en las bandas de radioaficionados es necesario presentar unos exámenes para demostrar que se tiene el conocimiento necesario para hacer buen uso del espectro. Estos exámenes son aplicados por las autoridades de cada país.

 Si se interesa en la actividad debe consultar a la asociación de radioaficionados de su país. En México las concesiones para el uso del espectro radioeléctrico con objeto de radioaficionados son expedidas por el Instituto Federal de Telecomunicaciones. Si nos contacta directamente, podemos dirigirle y ayudarle a conseguir su concesión.

 

Esperamos encontrale pronto en el radioespacio y buena suerte.

 

 

Texto modificado de Puerto Rico Amateur Radio League. http://prarl.org